Mensaje de la Presidenta de la Fundación de Investigaciones Educativas de HighScope

 Doctora Cheryl Polk

 Revista de The Active Learner HighScope’s Journal for Early Educators,

  Volumen Primavera 2018

HighScope Press, Ypsilanti, Michigan

Existen ciertas cosas que la tecnología no puede remplazar. Una computadora no puede abrazar a un niño; un iPhone no sustituye  la caminata por el bosque ni una tableta puede  armar  un castillo con un amigo.

Sin embargo,  son muchísimas las cosas que podemos hacer  con la tecnología para complementar el aprendizaje de nuestros niños –así como el nuestro- sobre el mundo. De hecho, quiéranlo o no, los educadores de los niños pequeños están en el centro del debate  acerca de los beneficios y los daños que se perciben en el uso de la tecnología en el aula. En un extremo,  se encuentran aquellos que ven las nuevas tecnologías disponibles para niños como una panacea educativa;  en el otro extremo  están quienes insisten en que estas tecnologías  son inherentemente inapropiadas para el aula.

Probablemente lo más importante  de la avalancha de literatura académica  sobre el tema es que nuestras conclusiones de cómo aprenden mejor los niños aún no se han modificado del todo: sabemos  que  el aprendizaje activo es lo que funciona. Ya sea si un niño está jugando a disfrazarse, pintando o usando una tableta, los maestros o los padres pueden aplicar   las mismas prácticas válidas para el desarrollo de los niños que aplican diariamente  para guiar el aprendizaje activo. Al final del camino, son el contenido y la calidad del aprendizaje del niño lo que más importa;   no la plataforma utilizada.

Ciertamente, hay poco que ganar -y  mucho el daño  que puede hacerse- cuando se utiliza la tecnología como un fin en sí mismo. La tecnología, como cualquier herramienta,  es un medio para  alcanzar un fin. En la medida de que sea útil y ofrezca una mejoría,  debemos incorporar la tecnología en las aulas. Los artículos en este número de The Active Learner,  publicado en la  primavera de  2018,  dan testimonio de las muchas  maravillosas maneras en que los maestros  están utilizando las tecnologías para inspirar a los niños en su aprendizaje activo  y en la consecución de sus metas educativas. En  este ejemplar de la revista, el lector también  encontrará una serie de recomendaciones para el uso de tecnologías apropiadas para cada grupo de edad, así como sugerencias sobre cómo  pueden los maestros moldear un uso benéfico de la tecnología no sólo en  los salones de clases, sino también en  el uso creativo de las herramientas digitales   para su comunicación con las familias.

Como padres y educadores debemos trabajar a fin de asegurar que los beneficios derivados de la tecnología estén ampliamente disponibles para los niños,  tanto en la casa como en el aula. No es ningún secreto que existe una gran brecha  en el acceso a la tecnología entre las familias pudientes y las de bajos ingreso al igual que subsiste una brecha en el acceso a la palabra comunicada  e impresa. El liderazgo en el campo de la educación temprana puede avanzar hacia un acceso más  igualitario a la tecnología adecuada a cada grupo de edad, al tiempo que logra que las herramientas digitales sean decisivas  para el éxito escolar y sean accesibles a todos los niños.

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL APRENDIZAJE ACTIVO EN PREESCOLAR ANN S. EPSTEIN
SEGUNDA EDICIÓN JUNIO 2016
Tenemos el gusto de anunciar que ya está a la venta y será distribuido por la Fundación de Investigaciones Educativas de HighScope a nivel internacional*, la obra traducida por nuestra Capacitadora Certificada y Asociada Honoraria del Instituto HighScope México, Graciela Borja Sarmiento la versión en español de Essentials of Active Learning in Preschool.
Este es un libro que desde su estructura lleva implícito el aprendizaje activo participativo del maestro que HighScope promueve. Esto es: cada capítulo comienza con una pregunta (el título del capítulo). El libro tiene 5 partes con 21 capítulos en total, la autora invita al lector a pensar en la respuesta del título del capítulo.Después de la pregunta todos los capítulos inician con el aparta­do: Piénselo, esta sección nos da un ejemplo cotidiano de algo que nos pudo haber ocurrido previamente o una situación de vida que nos co­necta con el contenido del capítulo , y continua con secciones que abordan ya sean la importancia, las características, los beneficios de los componentes o los planteamientos del capítulo (esas secciones incluyen tanto listas de objeti­vos de aprendizaje como términos relevantes utilizados en el capítulo), para finalmente invitar al maestro y capacitador a probar las ideas desarrolladas. Por ello todos los capítulos terminan con la sección: Pruebe usted mismo estas ideas.
*Para compras CDMX:
gracielaborja@hotmail.com
Para conocer  el boletín principios básicos, y algunos contenidos de la obra consulten:
-Presentación Pilar Farrés
-Presentación Ana serrano
-Palabras de Graciela Borja sobre traducción "Principios básicos".
-Comentarios Graciela Borja a Presentadores.

Escríbenos tus comentarios.

Contáctanos en:

Culiacán:            Pilar Farrés González S.            Of: (667) 750 7494 

CDMX:              Mónica Iñesta Castillo             Cel: (55) 1408 9851

Veracruz:             Elsa Portilla Osorno                  Of: (229) 938 6005